bullying

bullying

jueves, 16 de junio de 2011

¿Quiénes intervienen en el bullying?

Un aspecto fundamental que se debe tomar en cuenta cuando se habla de bullying es que intervienen en los varios participantes, como lo son el agresor, victima y testigos, a los cuales es necesario definir, pues es importante concretar el papel que juega cada participante para que podamos detener este tipo de actividades. Dentro del aula escolar, el agresor es quien realiza el acto agresivo, el acoso. Dentro del cual podrían involucrarse hasta los mismos profesores.
En segundo lugar la víctima, sobre la cual se ha realizado el acoso. En este caso trataremos a los alumnos, puesto que también las personas adultas suelen ser víctimas en su ambiente social.
Finalmente, tenemos a la parte complicada que son los testigos. Por lo común experimentan sentimientos de enfado, tristezas, miedo o indiferencia. Estos no se implican directamente en el acoso, pues en ocasiones no saben que hacer, pero si saben que no quieren corregir el riesgo de equivocarse y prefieren mantenerse al margen. Y dentro de la cual se involucran alumnos, maestros, orientadores educativos, guardias, etc.
En la escuela, los agresores generalmente tienen un gran número de amigos y seguidores, e incluso, a veces, hasta cuentan con el respeto de alguno o algunos profesores. Físicamente suelen ser más grandes o fuertes que los demás, sobre todo en los primeros años escolares, lo que también contribuye a que se fomente en ellos una identidad de poder o superioridad. Además de estas características, hay que agregar otras como la impulsividad, o el hecho de que sean poco o nada cooperativos para desarrollar trabajos colectivos y que además muestran poca empatía hacia los demás.  El alumno preocupado por el acoso no puede estudiar. Aunque por lo general mantiene una actitud positiva en cuanto a las obligaciones escolares, sus resultados se resisten porque esta debatiéndose con el daño emocional del acoso y eso consume todas sus energías. Mientras uno está cavilando cual va a ser la próxima injuria de palabra o de obra, difícilmente va a poder concentrarse y terminar sus tareas.  Muchos alumnos, estudiantes, dicen que precisamente son las buenas calificaciones lo que les vale el acoso de algunos compañeros. Muchos de los etiquetados como cabezones o nerds, soportan valerosamente los años escolares y llegan a realizar contribuciones valiosas a la sociedad cuando son adultos. Pero no siempre. A veces el acoso induce el abandono escolar incluso por parte de alumnos más brillantes que el promedio. En los grados superiores, hasta un diez por ciento de los estudiantes deciden no continuar porque temen ser blanco de agresiones o insultos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada